Jameos del Agua

Ocupando uno de los sorprendentes túneles volcánicos de Lanzarote, los Jameos del Agua son un armonioso espacio creado por César Manrique en el que el arte y la naturaleza se funden en un cálido abrazo.

Volviendo al origen

La historia de los Jameos del Agua de Lanzarote comenzó con la formación de las cuevas gracias a la erupción del volcán Corona que tuvo lugar hace más de 3.000 años.

Los jameos son estructuras subterráneas que tienen su origen en el hundimiento del techo de un tubo volcánico. El túnel de los Jameos del Agua tiene una longitud de 6 kilómetros, de los cuales casi dos se encuentran sumergidos en el océano.

En 1966 César Manrique puso su mirada sobre las cuevas y decidió llevar a cabo una obra que se convertiría en el marco ideal para contemplar este maravilloso espacio natural. En este momento los Jameos del agua pasaron a convertirse en una emblemática sala de espectáculos, y con el paso de los años se convertirían en una de las atracciones turísticas más importantes de Lanzarote.

Qué ver en los Jameos del Agua

Tras descender por una escalera de caracol de piedra volcánica, nos encontramos con un escenario de ensueño, una cueva enmarcada por una abundante vegetación con un gran lago natural de aguas cristalinas.

El lago ocupa la mayor parte de la gruta y está iluminado a la perfección para atraer las miradas de los visitantes. En medio de la tranquilidad, prestando atención a las aguas claras, es posible divisar a sus habitantes, los minúsculos “cangrejos ciegos”. Se trata de una especie endémica imposible de encontrar en ningún otro lugar del mundo.

Saliendo a la superficie del jameo más grande, nos encontramos con un bar muy especial que nos invita soñar, relajarnos y contemplar el espacio natural moldeado a manos de César Manrique.

La última parte de los Jameos del agua esconde un jardín formado a base de roca volcánica, una piscina de fondo blanco y una exuberante vegetación que lo convierte en un auténtico oasis.

Imprescindible

Los Jameos del Agua ofrecen la posibilidad de pasear por el interior de una maravilla geológica embellecida por César Manrique. Se trata de uno de los principales lugares que ver en Lanzarote y cada día recibe miles de visitas, por lo que, dependiendo del horario en que lo visitéis, puede que encontréis un poco de cola.

Horario

Todos los días de 12:00 a 16:00 horas.
De martes a sábado también abren de 19:00 a 23:00 horas (durante los meses de verano también los miércoles).

Precio

Adultos: 10 (11,70 US$)
Niños entre 7 y 12 años: 5 (5,90 US$)
Menores de 6 años: Entrada gratuita.
Al comprar la entrada combinada con la Cueva de los Verdes, el Mirador del Río, las Montañas del Fuego o el Jardín de Cactus se obtiene un importante descuento.
Entre las 15:00 y las 19:00 hay un descuento del 20% y a partir de las 19:00 horas un suplemento de 2 (2,30 US$) por persona.

Excursión a Timanfaya y los Jameos del Agua 49