Cueva de los Verdes

La Cueva de los Verdes es una gruta formada por fuertes movimientos de lava a mil grados de temperatura que quedó bruscamente solidificada en su camino hacia el océano para convertirse en un caprichoso relato sobre la historia de la isla.

La Cueva de los Verdes forma parte del tubo volcánico de 7 kilómetros que une el Volcán de la Corona con el mar. Se trata de un espacio en el que la naturaleza habla a través del silencio para mostrar la magia de Lanzarote en estado puro.

Echando la vista atrás

Los primeros escritos sobre la Cueva de los Verdes datan de 1950, cuando los habitantes de la isla comenzaron a utilizarla como refugio durante los ataques de los piratas berberiscos.

Fue durante el siglo XIX cuando diferentes geólogos procedentes de todos los rincones del mundo comenzaron a visitar la cueva interesados en estudiar las peculiaridades de su formación para comprender en profundidad la geografía de Lanzarote.

La Cueva de los Verdes tuvo la suerte de cruzarse en el camino de César Manrique, quien, al igual que hizo con el resto de las atracciones turísticas de Lanzarote, llevó a cabo una invervención de lo más respetuosa, mimando al máximo cada detalle y acariciando cada rincón de la gruta con juegos de luces y de sombras para resaltar las formas y texturas bruscamente esculpidas por la lava.

Recorriendo la Cueva de los Verdes

Durante los 50 minutos de duración de la visita, el recorrido nos lleva a sumergirnos en las entrañas de la tierra, un mundo de oscuridad y frescor en el que la vida como tal y como la conocemos pasa a un segundo plano.

El recorrido nos sumerge en una extensa red de galerías con estancias que alcanzan los 50 metros de altura, mientras que también es necesario atravesar estrechos y escarpados embudos de roca a través de los que solo se puede pasar agachándose.

El recorrido por la cueva nos guía hasta un singular auditorio dotado de espectaculares condiciones acústicas naturales en el que cada año se realizan numerosas muestras musicales y audiovisuales.

La parte final de la visita ofrece una última sorpresa que deja boquiabiertos a los visitantes, pero, al igual que ocurre en Las Vegas, lo que pasa en la Cueva de los Verdes, se queda en la Cueva de los Verdes. Tendréis que visitarla si queréis descubrirlo.

Una visita imprescindible en Lanzarote

La Cueva de los Verdes de Lanzarote ofrece un viaje al centro de la tierra en el que se dan cita la historia, el arte y la naturaleza. Con el paso de los años se ha convertido en uno de los principales lugares que ver en Lanzarote y cada día recibe numerosos visitantes, por lo que dependiendo de la fecha y el horario puede que os toque esperar un poquito en la cola.

La Cueva de los Verdes está localizada muy cerca de los Jameos del Agua, por lo que es recomendable combinar las dos visitas en un mismo día.

Horario

Todos los días de 10:00 a 17:00 horas.
Desde julio hasta septiembre hasta las 18:00 horas.

Precio

Adultos: 10 (11,80 US$)
Niños entre 7 y 12 años: 5 (5,90 US$)
Menores de 6 años: Entrada gratuita.
Al comprar la entrada combinada con los Jameos del Agua, el Mirador del Río, las Montañas del Fuego o el Jardín de Cactus se obtiene un importante descuento.