Fundación César Manrique

Fundación César Manrique

Popularmente conocida como la Casa del Volcán, la Fundación de César Manrique es un impresionante refugio envuelto por un mar de lava que fue diseñado en 1968 por el artista lanzaroteño para convertirse en su hogar durante más de 20 años.

Qué ver en la Fundación César Manrique

La ubicación de la fundación resulta impresionante y la convierte en una obra de arte en sí misma, ya que se encuentra oculta en medio de una inmensa masa de lava petrificada que le aporta un carácter irreal.

Al igual que ocurre en el resto de las construcciones diseñadas por Manrique, el edificio se funde con la naturaleza para crear un eterno diálogo entre el volcán y la construcción, convirtiéndose en una bella conversación digna de ser escuchada.

Como no podía ser de otro modo, el jardín también compone un espacio sorprendentemente llamativo, ya que se extiende sobre un negro mar de lava y cenizas volcánicas sobre las que emergen los más resistentes elementos vegetales para ofrecer un inigualable contraste de texturas y colores.

Durante el recorrido por la fundación nos encontramos con espacios inesperados como las cinco burbujas volcánicas naturales localizadas en la planta baja, espacios sorprendentes que se comunican entre sí por medio de los túneles que fueron excavados en la lava. Una piscina de ensueño y numerosas estancias llenas de vida e imaginación completan las impresionantes instalaciones de la casa.

Durante el recorrido por la casa nos encontramos con diferentes proyecciones con entrevistas a diferentes personas que tuvieron relación con César Manrique, a través de las cuales se narran su vida y su historia desde diferentes puntos de vista.

A lo largo del museo también se pueden encontrar numerosas obras creadas por el propio artista, además de diferentes piezas de arte contemporáneo entre las que se incluyen trabajos de artistas como Picasso, Tàpies o Joan Miró.

Después de disfrutar de esta maravillosa casa que se convertiría para él en un oasis de libertad en medio de Lanzarote durante 20 años, César decidió mudarse a la localidad de Haría, donde pasaría sus últimos años de vida en la que después se convertiría en la Casa Museo César Manrique.

Una visita imprescindible

Lanzarote es sinónimo de César Manrique, y, como no podía ser de otro modo, la Fundación César Manrique es uno de los principales lugares que ver en Lanzarote. Sus instalaciones invitan a los visitantes a sumergirse en el mágico mundo de César Manrique, un mundo lleno de luz y color en armonía con la naturaleza en el que todo es posible, por lo que se trata de una visita más que recomendable.

Horario

Todos los días de 10:00 a 18:00 horas.

Precio

Adultos: 8 (9,50 US$)
Menores de 12 años: 1 (1,20 US$)